Flores de Bach

Muchísima es la información que podemos encontrar en internet sobre las Flores de Bach. Y no por ello tenemos que estar de acuerdo con  todo lo que se publica, tanto en libros, como artículos, redes… Puede que lo que a mí me atrajo de este sistema y me ayudó y me sigue ayudando cada día, no conecte con lo que te pueda atraer a ti. Lo que es seguro, es que las flores te pueden ayudar.  La pregunta es sencilla ¿en qué? ¿en qué te gustaría que te ayudasen a ti las Flores de Bach?

Edward Bach  fue uno de los médicos más prestigiosos de Londres en las décadas de  los años 1920 y 30. Después de trabajar varios años en la empresa de siderurgia familiar,  comenzó sus estudios de medicina. Medico bacteriólogo, homeópata, maestro masón de  dos logias, amante de Gales, de sus gentes y de la vida. Dedicó la suya, a ayudar a los demás a descubrir y definir un sistema de tratamiento que estuviera al alcance de la mano de cualquier persona, que todos pudiésemos comprender, utilizar,  adquirir e incluso fabricar.

Además de toda la espiritualidad que hay en sus textos, alquimia, astrología y unas bases importantes de principios activos, propiedades terapéuticas… podemos encontrar también muchísima investigación y un claro pensamiento de que la personalidad de cada uno es la que define la enfermedad y que es el estado de animo el que deberíamos tener en cuenta a la hora de cuidarnos y cuidar a los demás.

“La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el Alma y la Mente y jamás podrá ser erradicada, excepto por medio de un esfuerzo mental y espiritual”. 
Edward Bach, 1931 CURATE A TI MISMO .-Cap.1

Edward Bach, Flores de Bach 

En aquella época nuestro paisano Don, Santiago Ramon y Cajal  nos contaba lo siguiente…

“Todo ser humano si se lo propone puede ser escultor de su propio cerebro”

¿Será este el esfuerzo mental que debemos hacer? Esta cita junto con los descubrimientos de Ramon y Cajal forman parte de la base fundamental de la neurociencia, y son los neurocientificos  los que comienzan a reconocer algo que Bach ya comentaba en varios de sus escritos. 

El titulo de un libro que escribió una de sus colaboradoras, Mary Tabor es el que da nombre a esta pagina web:

FIEL A TI MISMO

Si somos fieles a nosotros mismos, a nuestras creencias, nuestros deseos, nuestra esencia, es realmente difícil no encontrar la plenitud. 

¿Cómo creía Bach que podíamos encontrar la plenitud? Siendo fieles a nosotros mismos y erradicando cualquier tipo de pensamiento o emoción perturbador. Y la única forma de conseguirlo para Bach, es desarrollando la virtud opuesta  (compasión, autodeterminación, devoción por los demás, humildad, amor y delicadez, experiencia y flexibilidad y libertad e individualidad), mediante un esfuerzo mental y espiritual. Porque…

Lo importante de

SER

es permanecer

FIEL A TI MISMO

¿Te gustaría saber más sobre las Flores de Bach?